Home Cuadrúpedo y ciclista De cuadrúpedo a bípedo
De cuadrúpedo a bípedo
Escrito por José F. Fernández Godoy   

De cuadrúpedo a bípedo

En el largo proceso de la evolución humana, el tronco se fue elevando sobre las extremidades posteriores a expensa de un giro de la pelvis de unos 45 grados y de la curvatura lumbar de la columna vertebral (figura 2).

2-Columna._Rotacin_copiar

Fig. 2

La columna vertebral pasó, pues, de horizontal y recta en el cuadrúpedo a vertical y con curvatura lumbar en el humano.

Este cambio trajo consigo un hecho biomecánico de gran trascendencia: la columna vertebral –hueso esponjoso de escasa resistencia a la compresión– se vio obligada, en la posición erguida, a soportar –sobre todo a nivel de la curvatura lumbar– el peso corporal.

La columna vertebral pasó, pues, a desempeñar una función que no tenía en los orígenes de la especie y para la que no estaba plenamente preparada.

Consecuencia: además de la repercusión en el parto –detenidamente estudiada en la presente página (ver el canal del parto y la bipedestación)–, la posición vertical de la columna vertebral es fuente de conflictos en la actividad física laboral y deportiva.

Por otro lado, interesa tener presente que la bipedestación llevó consigo un cambio de la ubicación y orientación del foramen magnum (orificio de entrada de la médula en el cráneo). Ver más.

 3-Foramen_mannu_copiar

Fig. 2

En la figura 3 se muestra la posición y la orientación  del foramen magnum (F.M.) en el caballo y en el ser humano. En el primero está situado en la parte superior de la cabeza y su orientación es vertical, y en el segundo está ubicado en la parte inferior y su orientación es horizontal. La mencionada disposición permite a ambos dirigir la mirada al frente.

La bicicleta

 

Última actualización el Miércoles, 23 de Enero de 2013 10:51
 
 

Anunciantes