Home Suelo de la pelvis De "tabique" a "suelo"
De tabique a suelo
Escrito por José F. Fernández Godoy   

De “tabique” a “suelo”

La pelvis del cuadrúpedo (figura 2, corte anteroposterior a nivel de la sínfisis del pubis) tiene una disposición horizontal (sacro arriba y sínfisis del pubis abajo) y, consecuentemente, el cierre de la pelvis es vertical.

2 Cierre pelvis C

Fig. 2

Arquitectónicamente, el cierre de la pelvis del cuadrúpedo es un “tabique” que no soporta el contenido del abdomen y, sobre todo, el considerable peso del útero y del feto (figura 3).

3 Cierre pelvis cuadFig. 3 

Por tal motivo, la estructura del “tabique” (como la de los tabiques de las casas) es débil y, consecuentemente, en el parto el feto se abre camino a través del mismo fácilmente.

En el paso de cuadrúpedo a bípedo, producido a lo largo de la evolución humana, la pelvis roto 90° tomando una disposición vertical (sacro a un lado y sínfisis del pubis a otro) y el cierre de la pelvis una dirección horizontal (figura 4).

4 Cierre de la pelvis

Fig. 4

El cierre de la pelvis pasó de “tabique” a “suelo”. Y un suelo, soporte del contenido del “edificio”, necesita una estructura más sólida: “vigas”, “hormigón armado”,….

El suelo de la pelvis (figura 5), tenía que soportar el peso de las vísceras abdominales, que en el caso del útero grávido era bien considerable. Necesitaba, pues, una estructura sólida.

5 Suelo pelvis

Fig. 5

Y, en el parto, surgía un serio problema biomecánico: la consistente “solería” tenía que ser atravesada por el voluminoso cuerpo del feto. La estructura debía, pues, poseer dos características físicas contrapuestas (rigidez y elasticidad) muy difícil de compatibilizar.

Estructura del suelo de la pelvis

Última actualización el Viernes, 05 de Junio de 2015 09:38
 
 

Anunciantes