Home Postura de la parturienta Durante la Expulsión
Durante la Expulsión
Escrito por José F. Fernández Godoy   

El parto se suelen dividir en dos fases: la de dilatación (apertura del cuello) y la de expulsión (salida del feto al exterior). En el movimiento de expulsión interviene, además de la fuerza proveniente de la contracción uterina, la fuerza procedente de la prensa abdominal.

Entre la infinidad de posturas de la parturienta que siempre ha existido -y sigue existiendo- interesa analizar dos: la de “agachada” o en “cuclillas” y la “horizontal”.


¿Qué influencia tiene la postura de agachada en el movimiento de expulsión?

alt

Fig 1

 

En mi libro "El parto en especie humana" se recoge el  análisis biomecánico de esta postura. Del mencionado análisis se pueden extraer las siguientes conclusiones:

1ª En la postura “agachada” (fig. 1) se produce una disminución del ángulo entre los eje del útero (E.U.) y del canal del parto (E.C.). Por tanto, el paso del feto por el canal del parto es más favorable.

2ª En la postura “agachada” el tórax se aproxima a la pelvis. Se reduce, por tal motivo, la cavidad abdominal y aumenta la fuerza de la prensa abdominal. Se trata de la postura ideal para activar la prensa abdominal.

Fue la postura más extendida en el parto natural de los pueblos primitivos. Pero su incompatibilidad con la prestación de ayuda que el parto humano siempre requiere motivó su abandono. En los tiempos actuales se ha generalizado la postura horizontal en una mesa de parto.

¿Qué influencia tiene la postura horizontal en el movimiento de la expulsión?

alt

 Fig. 2

 

En la figura 2 quedan reflejados los inconvenientes de la postura horizontal:

a) El eje del útero (E.U.) se encuentran muy divergente de eje del canal del parto (E.C.). Por tal motivo, se dificulta el paso del feto por el conducto.

b) El peso del útero (Peso) gravita sobre el diafragma, dificultando la inspiración profunda, imprescindible en el acto de empujar.

c) Se dificulta la inclinación del tórax hacia delante con el fin de reducir la cavidad abdominal y aumentar la presión de dicha cavidad.

La única ventaja es que permite la intervención obstétrica.

Para solucionar los inconvenientes de la postura horizontal era necesario estudiar un modelo de mesa del parto adecuado.

 

¿ 

 

Última actualización el Sábado, 09 de Febrero de 2013 18:13
 
 

Anunciantes