Home El canal del parto y la bipedestación El canal blando del parto y la bipedestación
El canal blando del parto y la bipedestación
Escrito por José F. Fernández Godoy   

EL CANAL BLANDO DEL PARTO Y LA BIPEDESTACIÓN

José F. Fernández Godoy

Este tema, producto de un laborioso estudio, está dedicado a los profesionales del parto, los antropólogos, y a toda persona interesada en profundizar sobre el parto humano.

El útero se comunica con el exterior a través de un conducto formado por el cuello uterino, la vagina y la vulva. A este conducto se le denomina canal blando del parto, para distinguirlo del duro o canal óseo.

El canal blando del parto es interior y tapiza por dentro el tramo superior del canal óseo o duro. La mucosa del canal blando, de un bajo índice de rozamiento, cumple la función física de favorecer el deslizamiento del feto.

En el proceso de la evolución humana, la bipedestación ejerció una marcada influencia sobre cada uno de los componentes –cuello, vagina y vuelva- del canal blando del parto.

Influencia sobre el cuello uterino

El cuello uterino desempeña dos misiones contrapuestas: cierre hermético durante el embarazo y apertura amplia en el parto. Esta doble función se encuentra condicionada por la posición del útero, que, con el logro de la bipedestación, sufrió un profundo cambió. Y, como resultado de dicho cambio, surgieron las siguientes diferencias entre el cuadrúpedo y la mujer (fig. 1).

Bipedestacin_y_canal_blando_1

 

Fig. 1

En el cuadrúpedo (imagen derecha), el útero presenta una posición oblicua, con el fondo uterino hacia la panza del animal y el cuello en el lugar más alto. En esta posición, el cuello uterino no soporta presión alguna y, consecuentemente, su cierre débil propicia una apertura, a la hora del parto, fácil.

En la mujer (imagen izquierda), el cuello uterino, situado en la parte inferior del útero, está obligado a soportar el peso del feto y del contenido acuoso. Su mecanismo de cierre es, por tanto, fuerte, y su apertura, en el momento del parto, entraña seria dificultad.

Influencia sobre la vagina y la vulva

El proceso de la bipedestación llevó consigo un desplazamiento de la vulva hacia el vientre, lo que entrañó un profundo cambio en la anatomía del canal blando del parto.

En el cuadrúpedo (fig. 2), el cuello uterino, la vagina y la vulva están alineadas en la misma dirección. El canal blando del parto es, pues, recto.

Bipedestacin_y_canal_blando_2_copiar

Fig. 2

En la mujer (fig. 3), el desplazamiento de la vulva (vu) hacia el vientre lleva consigo un pronunciado acodamiento de la vagina (va). El canal blando del parto humano presenta, pues, un cambio de dirección de unos 90 grados. Y, entre el ano (a) y la vulva (vu) existe una estructura, el periné (p), destinada a soportar el roce de las piernas al caminar.

Bipedestacin_y_el_canal_blando_3

Fig. 3

En el cuadrúpedo (fig. 2), el espacio entre el ano y la vulva es muy reducido. Se puede afirmar que el cuadrúpedo carece de periné.

Repercusión en la biomecánica del parto

Los cambios originados por la bipedestación en el canal blando ejercen una profunda repercusión en la biomecánica del parto:

a) El proceso de dilatación del cuello uterino, fácil en el cuadrúpedo, presenta una gran complejidad en el parto humano.

b) La presencia del periné, formación peculiar de la especie humana, supone un serio obstáculo al paso del feto (fig. 4).

La_bipedestacin_y__el_canal_blando_4_copiar

 

En la figura 4 se observa que la fuerza de expulsión del feto (F. Empuje) se dirige hacia el periné. El periné retrasa la salida del feto y, con frecuencia, se desgarra.

Salvar el obstáculo del periné

Salvar el obstáculo del periné ha sido siempre, desde los legendarios tiempos del arte de partear, una preocupación del profesional del parto. Así, en el occidente cristiano medieval, las parteras recomendaban a las gestantes baños de asiento con camomila y, llegada la hora del parto, untaban los genitales de las parturientas con grasa de pato y las sentaban en un caldero caliente,...

Con la asistencia hospitalaria del parto, apareció la episiotomía como medida radical para prevenir el desgarro del periné y facilitar la salida del feto.

La proliferación de la episiotomía

En el alto porcentaje que actualmente está alcanzando la episiotomía conviene tener en cuenta dos hechos concretos:

a) La postura horizontal de la parturienta en la mesa de parto y laaplicación habitual de la epidural, originan una supresión, o considerable debilitamiento, de las fuerzas biológicas de la expulsión y, consecuentemente, un retraso de la salida del feto.

b) El medio hospitalario brinda unas condiciones idóneas para realizar la episiotomía.

En definitiva, el hecho de que a través de una sencilla y fácil intervención se facilite la salida del feto y se eviten desgarros perineales, ha sido la causa del extraordinario auge de la práctica de la episiotomía en todo el mundo.

Tema relacionado: Polémica sobre la episiotomía

 

 

Última actualización el Miércoles, 25 de Febrero de 2015 11:10
 
 

Anunciantes