Home Circulación sanguínea
La circulación sanguínea
Escrito por Jos√© F. Fern√°ndez Godoy   

LA CIRCULACI√ďN SANGU√ćNEA EN LA EMBARAZADA

Introducción

La circulación sanguínea es, ante todo, un movimiento, sujeto, como todo movimiento, a las leyes de la física.

El objeto de este capítulo es analizar, de un modo sencillo, la repercusión física del embarazo sobre la circulación sanguínea.

A. Conceptos previos

1. La sangre

La sangre se compone del plasma, parte líquida, y de elementos formes, entre los que, con el fin de simplificar, sólo tengo en cuenta los glóbulos rojos o hematíes.

La misión de la sangre es transportar a los tejidos oxígeno y elementos nutritivos y extraer de los mismos material de desecho.

2. Los vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos constituyen los conductos por los que circula la sangre. Se clasifican en:

a) Arterias. Transporta la sangre del corazón a los tejidos.

b) Venas. Transporta la sangre, en sentido inverso a las arterias, desde los tejidos al corazón.

Arterias y venas se ramifican en  arteriolas y vénulas, y se enlazan entre sí a través de la red capilar (figura 1).

1_Vasos_copiar

Fig. 1

Las paredes de las ramificaciones capilares son permeables, con objeto de permitir el intercambio:

a) De oxígeno y elementos nutritivos (ON) hacia los tejidos (zona arterial)

b) Del material de desecho (MD) desde los tejidos hacia la sangre (zona venosa)

 

B. Consideraciones físicas

1ª En la parte del cuerpo inferior al corazón la sangre circula hacia arriba, es decir, en contra de la fuerza de la gravedad.

2¬™ En el embarazo se produce un aumento de la parte l√≠quida de la sangre (plasma) y, consecuentemente, la proporci√≥n de gl√≥bulos rojos por cent√≠metro c√ļbico de l√≠quido disminuye.

3¬™ En el embarazo se origina una compresi√≥n del √ļtero sobre la vena cava inferior.

La vena cava inferior (figura 2) recoge la sangre que sube de la parte inferior del cuerpo hacia el corazón. 

2_Cava_Inferior_copiar

Fig. 2

4¬™ La comprensi√≥n de la vena cava inferior genera una disminuci√≥n de su secci√≥n (figura 3). Y, por muy peque√Īa que sea esta disminuci√≥n, afecta en gran proporci√≥n (ley de Poiseuille) a la circulaci√≥n sangu√≠nea de la parte inferior del cuerpo.

3_Vaso._Compr_copiar

Fig. 3 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Última actualización el Domingo, 10 de Febrero de 2013 12:44
 
 

Anunciantes

Banner